Viajar con niños

Muchas parejas dejan de viajar una vez que tienen hijos, pensando en que realizar un paseo con niños puede ser demasiado estresante para calificarse como “vacaciones” o “descanso”. Sin embargo, existen una serie de alternativas cómodas y seguras que pueden cumplir el deseo de aventurarse a conocer el mundo en familia.

Ya seas un aventurero empedernido con ganas de recorrer el mundo, o prefieres las vacaciones al estilo “resort + pulsera todo incluido + playa”, tener hijos no debería ser un motivo para abandonar estos paseos.

Lo que sí puede que requieran es buscar alternativas seguras y kids-friendly, y descartar los viajes “sin rumbo fijo” ni vuelta programada. Estos ajustes ayudarán a crear un viaje apropiado para los niños, incluyendo los deseos y practicidad para los padres.

Y no tienes que ir tan lejos: en tiempos de pandemia, las opciones de destinos y estilos de paseos son limitadas. Chile se posiciona como un destino fascinante para descubrir en familia, ya que las actividades pueden ser variadas, sin alejarte mucho de tu origen.  

Beneficios de viajar en familia

Algunos dirán: “¿Para qué molestarme y complicarme la vida?”. Sabemos que el hecho de solo pensar en empacar los bolsos, llevar las cunas, coches, pañales, bicicleta… suena abrumador. Pero los expertos han indicado que vale la pena. 

A continuación algunas razones de por qué es buena idea viajar con los hijos:

  • Conocer nuevas costumbres, culturas, razas, idiomas, formas de actuar, etc, les entrega una visión de la vida más amplia en comparación a su realidad diaria.
  • Viajar promueve su desarrollo social, entregándoles oportunidades de interactuar con gente nueva y actuar en distintos escenarios.
  • Desconectarse con la rutina, liberar tensiones y desestresarse también son cosas que los niños necesitan. El día a día con poco tiempo libre y estilo de vida apurado contribuye a ansiedad y depresión en la adultez. 
  • Entornos en la naturaleza: favorece el desarrollo cognitivo y reflexivo de los niños. Se ha demostrado además que puede reducir los síntomas del trastorno por déficit de atención.
  • La exposición segura en horarios bajos al sol hace que los niveles de vitamina D aumenten, previniendo enfermedades al corazón, respiratorias, óseas, diabetes, entre otros. 
  • Pasar un tiempo sin la constante exposición a pantallas y aparatos electrónicos tiene infinitos beneficios relacionado a su desarrollo social, a la vista, a la imaginación y creatividad, etc. Además, hace que se regule el horario biológico por lo que los niños duermen mejor.
  • Tener tiempo en familia de calidad, sin condicionantes, distracciones ni apuro. Las horas fluyen y no hay obligaciones que guíen la dinámica familiar, más bien juntos van a ir construyendo el itinerario diario. Hay más sentido del presente por lo que los padres están más relajados y enfocados en los niños.
  • Aprendizaje: los viajes abren las posibilidades de aprender sobre cosas nuevas. Se experimentan situaciones específicas en las que los niños generan conocimiento nuevo y tienen tiempo para preguntarle a sus padres.
  • Conocimiento entre los miembros de la familia: en los viajes se logra descubrir el carácter de cada uno de los familiares y crear vínculos entre ellos, ya que conocen lugares juntos.

Destino ideal: Chile

Hay muchos viajes que se pueden hacer en Chile en donde llevar a los niños es muy cómodo y seguro, y los lugares para dormir y comer están ambientados para las familias. 

En muchos lugares los menores de cierta edad pagan menos que un adulto (parque nacional, avión, camping, etc.). Sin embargo, también puede haber complicaciones: no todos los baños tienen mudador o son muy higiénicos, el agua a veces no es potable ni segura para un bebé, o en ciertos destinos, encontrar un almacén para comprar pañales puede estar a muchos kilómetros de distancia.

Sin embargo, todo esto es parte de la vida y de la aventura de los viajes. En Chile puedes encontrar destinos aventurescos, con excursionismo y ciclismo en senderos adaptados para los más pequeños.

Y si estás en la  capital, no es obligación ir muy lejos: Santiago puede ser un lugar increíble para incursionar. Hay infinitas actividades de arte y entretenimiento, como museos, obras de teatro familiares, barrios con galerías al aire libre y ferias artesanales, etc.

También puedes encontrar lugares con mucha naturaleza y aire libre en la región: Cajón del Maipo, Farellones, Yerba Loca, centros de esquí o parques como el Metropolitano (San Cristóbal) o el Bicentenario en Vitacura.

Las localidades turísticas costeras del norte de nuestro país también ofrecen mucha diversión para los niños, con playas paradisíacas y un clima suave y soleado. Para los padres que quieren un descanso playero y los niños que disfrutan de la arena y el mar, es un sector que tiene mucho potencial.

El sur de Chile es perfecto para quienes disfrutan de un buen roadtrip, o aquellos que les gustan las excursiones más aventureras. Se pueden realizar paseos a caballo o natación en un lago a los pies de un volcán.

La entrada Viajar con niños se publicó primero en Vaico Medical.