Un descanso saludable para nuestros hijos/as

Margarita Binimelis (Instagram: @amumir_), mamá de Olivia y Bruno, y asesora de sueño infantil, nos entrega una visión respetuosa con respecto al buen dormir de nuestros hijos: ¿estás respetando y escuchando su reloj biológico?

Siempre que pienso sobre este tema, parto de la base… ¿Se han dado cuenta de lo mágico que es crear un ser dentro de su propio ser? ¿Qué es lo que viene a hacer a nuestras vidas, este nuevo ser? Bueno, además de llenar un montón de espacios, de empoderarnos como mujeres y madres, y de hacernos enfrentar tanto momentos buenos como malos, sin duda viene a cambiar nuestras vidas.

Pero… ¿cómo vivíamos nuestras vidas antes, y cómo las vivimos después de ellos? Más que responder esta pregunta, quisiera aclarar que cuando llega este nuevo ser a nuestras vidas viene con ciertas necesidades que cubrir, las cuales, como padres primerizos, más de una vez intentamos obviar, pero no podremos pasarlas por alto infinitamente.

Un niño necesita descansar mucho más que un adulto; esto debido a que toda su maduración, tanto a nivel neuronal, físico, como biológico, ocurre cuando hay un buen descanso. 

Por ende, es indispensable que a la hora de pensar en nuestros hijos/as, seamos capaces de mirarlos y darnos cuenta de lo que realmente necesitan. Debemos ser capaces de leer sus propias señales y no dejarnos llevar por lo que nos acomoda a nosotros en el momento. 

Un niño puede perfectamente aguantar despierto si va contigo a comer a la casa de tus amigos, pero ¿realmente lo observas?, ¿te diste cuenta de sus verdaderas necesidades en ese momento?

Muchas veces ni siquiera nos cuestionamos y damos por hecho que un hijo es un ser que se tiene que adaptar. Pero, la verdad es que los niños tienen un ritmo biológico interno (al igual que los adultos), que si no lo respetamos podemos generar un desequilibrio importante. 

Respetemos a nuestros hijos, observemos y ayudemos. Si somos capaces de empatizar con ellos desde chicos y realmente ponernos en esos pequeños zapatitos, lograremos entender que sus necesidades de descanso son muy diferentes a las nuestras, y que por más que intentemos hacer lo contrario, ellos mismos nos guiarán hacia un mejor descanso. 

Intentemos enfatizar los buenos hábitos, remarcar las rutinas y contener a nuestros hijos/as para que puedan acomodarse de alguna manera a este mundo, con estas sociedades que no paran de funcionar. 

Si ellos saben lo que vendrá después, caminarán con más tranquilidad hacia el siguiente paso.

La entrada Un descanso saludable para nuestros hijos/as se publicó primero en Vaico Medical.