Trabajar el piso pélvico, ¿por qué?

Javiera Matas y Macarena Ventura son kinesiólogas y fundadoras de Ciclo Mamá, una plataforma dedicada a la salud de la mujer y especializada en embarazo, post parto y piso pélvico. Aquí nos cuentan por qué es tan importante ser conscientes del piso pélvico y trabajarlo.

¿Qué es el piso pélvico y cuál es su importancia?

El piso o suelo pélvico es un conjunto de músculos, fascias y ligamentos que de alguna forma cierran la parte baja de la pelvis. Estos cumplen la función de sostener los órganos pélvicos, como la vejiga, el útero y el recto. Este soporte permite que se desarrollen de manera correcta funciones como la continencia de orina y deposiciones, funciones sexuales y la estabilización abdomino lumbo pélvica.

Cuando nuestro piso pélvico sufre algún daño o se encuentra débil, se puede desarrollar una disfunción del piso pélvico. Estas disfunciones tienen un impacto importante en la calidad de vida y por esto es importante tratarlas y en lo posible prevenirlas.

 

¿Cuáles son las disfunciones del piso pélvico?

Las más frecuentes son las incontinencias de orina y los prolapsos de órganos pélvicos. También existen disfunciones que tienen relación con la función sexual, como por ejemplo el vaginismo o dolor durante las relaciones sexuales.

Estas disfunciones afectan más a la población femenina que masculina, esto porque contamos con ciertos factores de riesgo como los cambios hormonales en las distintas etapas de la vida, el embarazo y parto.

Se habla del piso pélvico principalmente en el embarazo y post parto, ¿cuál es su relación?

El embarazo es considerado el principal factor de riesgo para el desarrollo de disfunciones de piso pélvico en la mujer. Esto debido al aumento de peso y los cambios posturales y hormonales. El parto corresponde al segundo factor.

Es frecuente que las mujeres puedan presentar escapes de orina estando embarazadas, tanto que incluso se ha mal considerado como normal. Existen estudios que estiman que incluso el 58% de las embarazadas podría presentar estos síntomas.

Es por esto que creemos tan importante ejercitar estos músculos desde un inicio, así como también trabajar la musculatura abdominal profunda y lumbar. De esta manera ayudamos a prevenir disfunciones, molestias y alteraciones de la postura. Además trabajar el piso pélvico durante el embarazo nos ayuda a preparar esta musculatura para el parto.

 

Entonces, ¿quiénes deberían trabajar la musculatura del piso pélvico?

Lo ideal sería que todas las mujeres puedan trabajar su piso pélvico. Debemos tomar conciencia de esta zona del cuerpo, aprender a contraerla y relajarla y también a identificar cuando existe alguna disfunción que necesite tratamiento. Es posible que no sea tán fácil y para eso existen profesionales dedicados al área que podrían ayudar. Un/a kinesiólogo/a de piso pélvico puede evaluar la musculatura y los tejidos, enseñar a realizar ejercicios de fuerza, resistencia y coordinación, guiar la activación de forma correcta y sin compensaciones y realizar el tratamiento en caso de que exista alguna disfunción.

Es muy frecuente que las mujeres comiencen a escuchar sobre el piso pélvico cuando están embarazadas o en su post parto, y seguramente es así porque como mencionamos anteriormente, son momentos que implican una mayor demanda de esta zona y aumenta el riesgo de desarrollar alguna disfunción.

El embarazo y el post parto son una buena instancia para empezar a trabajar el piso pélvico. Como kinesiólogas, en Ciclo Mamá buscamos ayudar a las mujeres en esta etapa, a través de la educación y también de los ejercicios que hacemos en nuestras clases de gimnasia pre y post parto.

 

Instagram: @ciclomama

La entrada Trabajar el piso pélvico, ¿por qué? se publicó primero en Vaico Medical.

Soluciones Ardo