Salud mental durante el embarazo

Los cambios físicos en el cuerpo de las mujeres durante el embarazo son evidentes. ¿Pero y los cambios mentales? La depresión post parto es algo real, pero también hay cambios psicológicos antes de dar a luz. Expertos aseguran que la salud mental de las madres durante el embarazo puede influir en el futuro de nuestros hijos e hijas.

 

Por qué nuestra salud mental se puede ver afectada

Existen principalmente dos razones. La primera es que luego de un par de semanas de haber concebido, el cuerpo femenino empieza a prepararse para el embarazo. Hormonas suben, hormonas bajan. Es literal una montaña rusa de hormonas. Cambios que muchas veces no entendemos, no estamos preparadas y a veces incluso, que no queremos. Es como si nuestro cuerpo empezara a funcionar de forma independiente y no hay mucho que se pueda hacer para controlarlo. Esta es la primera razón de por qué las mujeres pueden sentirse abrumadas, estresadas, sobrepasadas y cansadas.

La otra razón es porque rápidamente nuestra mente nos dice que toda nuestra vida, tal como la conocemos va a cambiar. Y lo hará en 180 grados. Esto no necesariamente es malo, por el contrario, puede ser algo que esperamos y anhelamos con mucha alegría. Pero eso no quita que a ratos pueda aparecer la angustia y ansiedad de una nueva etapa .

 

Cómo le afecta mi salud mental a mi hijo/a por nacer

Madre y feto están intrínsecamente unidos desde el minuto de la concepción. Es un lazo físico, biológico y sentimental innegable. No por nada la madre debe cuidarse durante el embarazo, porque todo lo que ella reciba se traspasa a su hijo o hija. Y cuando decimos “todo” nos referimos también a los estados de ánimo, las penas y las alegrías.

Esto no quiere decir que si la madre está triste, el bebé también lo estará, sino que la relación es tan potente, que el bebé es capaz de percibir esas sensaciones y sentimientos y puede influir en su desarrollo cognitivo, físico y emocional. Este es el fiel reflejo de que no empezamos a influir sobre nuestros hijos/as cuando nacen, esto sucede desde el embarazo.

 

Qué puedo hacer para cuidar mi salud mental

Dicho lo anterior, sabemos la importancia de cuidar nuestra salud mental durante el embarazo para que el desarrollo y crecimiento de nuestro bebé sea el adecuado. Es casi imposible lidiar con los pensamientos de angustia o ansiedad, pero sí podemos tener trucos que nos ayuden a alejar nuestra mente de ese estado.

  • Medita: deja de hacer lo que estés haciendo, siéntate en una posición cómoda, cierra los ojos y preocúpate solo de respirar. Enfócate en cómo con cada respiración tu cuerpo se llena y se vacía de aire. Cuando te sientas más calmada vuelve a abrir los ojos.
  • Practica algún deporte: ¡el que quieras! Mover el cuerpo por lo menos 20 minutos activa nuestros transmisores de serotonina y despejará tu mente.
  • Habla con alguien de confianza: puede ser un amigo/a, familiar o un profesional de la salud. No estamos solas en el mundo y no tenemos que pasar por esto solas, siempre habrá gente dispuesta a ayudar y prestar un oído.
  • Realiza alguna actividad que te guste: aquí la lista es infinita. Si te sientes abrumada deja de hacer lo que estás haciendo y ponte a leer un libro, ver una serie, cocinar, bordar, hacer manualidades, lo que sea. El objetivo es despejar la mente.
  • Precaución con las redes sociales: las redes muchas veces nos muestran vidas perfectas, donde todo está bien. Si sigues a otras madres que demuestran eso y te hacen sentir mal, deja de seguirlas o deja de ver ese contenido por un tiempo.

Una de cada cinco mujeres desarrollan problemas de salud mental durante el embarazo. Es sumamente importante que no ignoremos estas sensaciones, seamos generosas y compasivas con nosotras mismas y nos preocupemos de nuestra salud física y mental.

 

La entrada Salud mental durante el embarazo se publicó primero en Vaico Medical.

Soluciones Ardo