Power pumping, ¿qué es y cómo se hace?

Este método de extracción de leche no es muy conocido. Tampoco es simple, ni agradable. Por eso te contamos en qué consiste y te dejamos algunos consejos de Paula Herrera, quien además de ser consejera de lactancia en la ONG La Comunidad de la Leche, usó esta técnica durante su período de lactancia.

 

El power pumping es una técnica que se usa para aumentar la producción de leche materna. Lo que hace es simular que tenemos un bebé hambriento, que necesita más leche de la que se está produciendo. 

 

Sabemos que entre más succiona el bebé, más leche tiene la madre. Entonces el objetivo es estimular con el sacaleches para que esta producción aumente. 

 

¿Quiénes necesitan esto? Las madres que tienen una lactancia mixta y necesitan pasar a una lactancia exclusiva; quienes están dando solo fórmula y quieran pasar a lactancia materna exclusiva o mixta; o madres que producen de un solo pecho y quieren regular la producción de ambos pechos.

 

Para poder hacer un power pumping exitoso, lo mejor es tener un sacaleches doble eléctrico, porque con un sacaleches simple se hace muy complejo. Para Paula Herrera, co fundadora y consejera de La Comunidad de la Leche, la mejor opción es el sacaleches Alyssa de la marca Ardo. “Es realmente una marca que ayuda a mantener, o a recuperar la lactancia”, explica.

 

Paula nos explica el paso a paso de un power pumping. Lo que viene a continuación debe hacerse durante 48 horas (en algunos casos se necesita más tiempo):

 

  1. Partir con estimulación durante 5 minutos.
  2. Pasar a un ritmo de succión más fuerte durante 15 a 20 minutos. 
  3. Parar el sacaleches y descansar 10 minutos. 
  4. Volver a poner el sacaleches al ritmo de succión fuerte 10 minutos más. 
  5. Repetir eso hasta completar 1 hora. 
  6. Descansar 1 hora. 
  7. Cuando termine esa hora de descanso volver a repetir los pasos 1 al 6.

 

Se hace en rangos de 10 minutos porque aproximadamente al minuto 10 es cuando nuestro cuerpo alcanza el peak más alto de prolactina (hormona que produce la leche). 

 

Lo ideal es no dejar pasar más de 3 horas entre un ciclo y el otro, y ojalá uno de ellos sea entre las 2:00 y 3:00 de la mañana, que es cuando el cuerpo tiene los picks más altos de prolactina del día. 

 

“El sacaleches Alyssa de Ardo es ideal porque tiene la función de power pumping instalada. Solo te tienes que poner el sacaleches y nada más, con otros tienes que parar el sacaleche, prenderlo, y que no se te pase el tiempo. Con el Alyssa puedes dejar guardadas tus sesiones, es bastante más ameno”, cuenta Paula.

 

Paula no recomienda este método a cualquier persona, solo a quienes realmente lo necesitan. Esto porque llevar a cabo un power pumping es extremadamente agotador y puede ser un estresor para la mamá. Para la experta es fundamental que las madres que decidan hacerlo, busquen ayuda y apoyo de una consejera de lactancia. “La parte emocional, además de la técnica, es súper relevante”, explica.

 

Es por eso también que ella recomienda a las madres el sacaleches Alyssa, porque hace de este proceso uno más llevadero. “Es una revolución para la lactancia en las mujeres que la quieren recuperar, porque hasta el momento es una de las cosas más difíciles y más agotadoras de lograr”.

 

Sobre la especialista: “Soy Paula Herrera,  co fundadora de la ONG La Comunidad de la Leche.  Soy la directora de proyectos y relaciones con el medio. Trabajo con marcas, pruebo y reviso los productos con los que trabajamos en la fundación. Llevo 5 años trabajando con la marca Ardo.

La entrada Power pumping, ¿qué es y cómo se hace? se publicó primero en Vaico Medical.

Soluciones Ardo