Posparto: ¿es normal que se me caiga el pelo?

Algunas madres sufren de pérdida capilar luego de haber tenido un bebé. Aunque muchas creen que tiene que ver con la lactancia, la verdad es que tiene que ver con una serie de cambios hormonales normales de la etapa posparto. Tranquila, no te quedarás calva y hay ciertos cambios en tus hábitos que puedes hacer para disminuir la caída.

Ciertas madres pueden notar que después del nacimiento de su bebé pierden mayor cantidad de pelo que lo habitual, quedando en el cepillo, ducha, ropa, etc. No te desesperes: es normal. Esta condición es denominada efluvio telógeno posparto, un tipo de alopecia.

Causas de la pérdida 

Durante el embarazo, el pelo suele ponerse brillante y firme debido al aumento de estrógenos. Sin embargo, según la Clínica Las Condes, 1 de cada 2 mujeres sufren de este tipo de alopecia (o caída de pelo) en etapa posparto. Más de 100 pelos al día se pierden después de tener al bebé, esto debido principalmente a que las hormonas caen drásticamente.

Durante el embarazo, todo el cuerpo se ve revolucionado por la acción de las hormonas. Esto afecta también al cabello de la mujer debido a que las hormonas placentarias provocan un aumento de la secreción sebácea del cuero cabelludo. Este aumento puede crear un efecto positivo y embellecedor en el pelo de la embarazada, o quizás todo lo contrario, dependiendo del tipo de pelo que tenga la mujer. Lo que sí es común es que durante el embarazo estas hormonas hacen que se caiga menos pelo y que crezca más rápido.

Luego del parto los cambios hormonales siguen ocurriendo: dos o tres meses después de que la mujer dé a luz se puede observar una caída masiva de pelo. Esto sucede ya que las hormonas en esta etapa empiezan a reequilibrarse y el cabello empieza a caerse de forma repentina. La fortaleza que había durante el embarazo se pierde y los folículos pilosos pasan directamente a la fase de caída. 

La pérdida de sangre, déficit de hierro y zinc, la disminución del nivel de progesterona y el aumento del cortisol ayudan también a la caída después del parto. Generalmente este deterioro dura entre 3 y 6 meses y luego el pelo debería retomar su fuerza normal. 

El mito urbano es que esto es a causa de la lactancia materna. Esto no es cierto pues no tiene nada que ver amamantar (o no hacerlo) con que se caiga el pelo. Si una madre no está amamantando a su bebé por el motivo que sea, también se le puede caer el pelo.

Este cambio hormonal obviamente no puede ser detenido ni modificado. Sin embargo, sí se pueden realizar ciertos hábitos que pueden reducir la caída del pelo durante la etapa posparto.

Puede ayudar

Como mencionamos, no debes preocuparte demasiado por la caída de pelo en el posparto ni tampoco pensar que vas a quedar calva para siempre. Es un proceso fisiológico común y natural. Si decides tomar un tratamiento, intenta que sea lo más natural posible ya que si estás en época de lactancia debe ser poco invasivo ni dañino para el bebé.

Lo que sí puedes hacer son seguir ciertos consejos para cuidar lo mejor posible tu pelo en esta etapa:

  • Dieta equilibrada: como para todo, tu alimentación es esencial. Un aporte de proteínas diarias a través de legumbres, pescados o carnes magras puede ayudar mucho a fortalecer tu cabello. No te olvides de incluir el hierro en tu dieta, presente en frutos secos o yemas de huevo. Aumenta también tu consumo de frutas y verduras, lácteos y cereales. 

Presta atención a los alimentos ricos en vitamina B, como la avena, pollo, paltas, entre otros.

  • Acompaña esta dieta balanceada con una suficiente y frecuente hidratación a base de agua. Por lo menos consume 1 litro y medio diario.
  • Quizás sea necesario que te cortes el pelo, pues esto contribuye a evitar su caída. Esto no mejorará su crecimiento pero puede que se te enrede menos y tenga menos roces.
  • Evita tintes o técnicas agresivas: son dañinas y no ayudan a cuidarlo ni fortalecerlo. También se aconseja no usar alisadora, rizadora y secador con aire muy caliente, ya que estas técnicas pueden hacer que el pelo se vuelva más delicado.

Procura no lavar tu pelo con tanta frecuencia, y cuando lo hagas no lo frotes tan fuerte y usa un champú neutro o para cabello débil. Evita cepillarlo y cuando lo peines hazlo con la cabeza hacia abajo, siguiendo siempre la dirección del cabello.

  • Opta por dejar tu pelo suelto o con una cola de caballo no tan tirante, usa un pañuelo o una cinta. Evita las trenzas y cambia diariamente de peinado para no dejar marcas.

Si luego de 6 meses posparto sientes que tu pelo aún se cae en exceso, consulta con un especialista.

La entrada Posparto: ¿es normal que se me caiga el pelo? se publicó primero en Vaico Medical.

Soluciones Ardo