Ingredientes que debes evitar usar en tu bebé

Los niños están expuestos continuamente a ingredientes nocivos que se traspasan por su piel a través de jabones, champús, cremas, toallitas, mpañales, etc.. Sin embargo, muchos padres no lo saben. Cuando se trata del cuidado del bebé, debes tener mucho ojo en qué utilizar. Aquí una guía para ayudarte a elegir los mejores productos para los más pequeños.

La delicadeza de un recién nacido no deja de sorprender. Actividades diarias como el baño, cambio de pañal y alimentación conlleva muchísima responsabilidad y cuidados especiales para no pasarlos a llevar. 

Algunos padres le prestan especial atención a la nutrición de sus hijos y evitan alimentos con ingredientes artificiales o dañinos para su salud. Así mismo se debería ser consciente y meticuloso con los ingredientes que componen ciertos cosméticos y productos de higiene que tienen contacto con los bebés.

El daño y toxicidad de algunos productos

Algunos productos suelen contener ingredientes sintéticos que han levantado la alarma por un posible impacto sobre la salud de las personas, especialmente de los más delicados y pequeños, ya que podría repercutir posteriormente en sus vidas.

El error de algunos padres es el de pensar que por ser un producto destinado a bebés será seguro. Sin embargo, lamentablemente muchos productos son aprobados para su venta y distribución a pesar de contener sustancias peligrosas.

Sin saberlo, se podría estar limpiando o hidratando a un bebé con productos que contienen una mezcla alarmante de sustancias químicas nocivas para su salud.

El sistema inmunológico de un bebé o niño es mucho más vulnerable a los efectos de algunos ingredientes tóxicos que los adultos, pues aún está en desarrollo, igual que su sistema nervioso central, por lo tanto su cuerpo es menos capaz de eliminar las toxinas

Algunas de las consecuencias del contacto del bebé con ciertas substancias tóxicas contenidas en algunos productos de higiene infantil son:

  • Desequilibrio hormonal.
  • Trastornos del sistema nervioso e inmunitario.
  • Alteración en su desarrollo.

Disminuir la exposición de los niños a productos químicos desde su primer día (incluso desde el útero), podría significar un menor riesgo de alergias, cáncer y otras enfermedades.

Ingredientes que debes evitar

Antes de usar un producto en tu bebé, revisa siempre la composición INCI, nomenclatura internacional para normar los ingredientes de un producto cosmético. Es la parte de la etiqueta donde aparece la composición y un listado de sus ingredientes.

Si un producto tiene alguna de las siguientes palabras en su INCI, se recomienda no usar en un niño o bebé pues han sido considerados como potencialmente peligrosos por organismos internacionales:

  • PEG: (polietilenglicol) es una mezcla de compuestos químicos que se consideran irritantes para la piel del bebé. Su grado de toxicidad depende de los otros ingredientes del producto, ya que tiene gran capacidad de absorción.
  • Parabenos: su función es impedir el crecimiento de microbios en los productos. Pueden alterar la función hormonal, vinculado con cáncer de órganos reproductivos. Pueden causar daños en el sistema endocrino en desarrollo del bebé. En la etiqueta puede aparecer como etilparabeno, butilparabeno, metilparabeno, o propilparabeno.
  • Phenoxyethanol: se usa como conservante y se ha relacionado con la alteración reproductiva y de desarrollo.
  • Fragancia o perfume: puede referirse a 12.500 ingredientes químicos sintéticos, los cuales no están obligados a especificar. Un “buen olor” puede causar problemas dermatológicos e irritar mucho la piel del bebé.
  • SLS/SLES: (lauril sulfato de sodio) sustancias sintéticas que crean espuma y son emulsionante. Pueden causar irritación en los ojos, erupciones en la piel y reacciones alérgicas.
  • Ftalatos: se asocian a problemas de salud hormonales, causan daños en el ADN y son cancerígenos. Suele ser el componente de una fragancia por lo que puede no estar especificado en la etiqueta. Algunas de sus nomenclaturas son DEHP, BBP, DBP, BDP, DUB.
  • Aceite mineral o vaselina: también encontrado bajo el nombre de parafina o paraffinum liquidum. Es un derivado del petróleo de bajo coste y acción lubricante. Bloquea los poros y el proceso natural de respiración de la piel. 

No te bases solamente en la publicidad: si en su etiqueta salen términos como natural, suave, sano, seguro, etc., no significa necesariamente que no contenga ninguno de estos ingredientes. Lee la etiqueta. Si es ecológico, corrobora que tenga el sello o certificación correspondiente.

Especial cuidado

Hay ciertos productos que deben ser elegidos con atención, ya que tienen un efecto directo en la salud y bienestar del bebé. Te dejamos una lista de productos que debes vigilar y de tips para cuidarlo de la mejor manera:

  • Las toallitas húmedas son un producto del que se debe tener especial cuidado, ya que podría estar potencialmente contaminado con productos químicos. Este producto se usa para limpiar sus genitales, cara, cuerpo, todo, por lo que está en contacto directo y sensible con el bebé. Elige las toallitas más puras que encuentres e intenta utilizarlas sólo cuando estás fuera de casa.
  • Otro producto que se debe vigilar son los pañales. Evita que contengan colorantes, fragancias sintéticas o plástico (en la parte que está en contacto directo con la piel especialmente). También hay que evitar que contengan derivados del petróleo como parafina, ya que impiden que la piel respire correctamente.
  • Al realizar el cambio de pañal, lo ideal es lavar al bebé con agua tibia y con un jabón adecuado. Evita los que llevan ingredientes como sodium lauryl o laureth sulphate, ya que puede ser demasiado agresivo para su piel. Los que tienen betaínas o glucósidos son más suaves. Luego de limpiarle, seca bien su piel para evitar la aparición de hongos.
  • En caso de irritación o enrojecimiento de su piel, puedes aplicar una crema de barrera que contenga óxido de zinc. Son espesas y secas. 
  • Baña al bebé solo con agua. Puedes usar un aceite de almendras, ya que es inodoro y comestible. Evita usar geles y champús no adecuados ya que pueden irritar su piel. No es necesario bañarlo todos los días.
  • Evita las colonias con alcohol, ya que es un producto irritante que puede secar en exceso la piel del bebé.

La entrada Ingredientes que debes evitar usar en tu bebé se publicó primero en Vaico Medical.