Hernia umbilical, ¿debo preocuparme?

Mi hijo tiene un cototo en el ombligo. ¿Qué debo hacer? ¿Podría empeorar?

 

¿Qué es una hernia umbilical?

 

Una hernia es una protrusión de un órgano y/o tejido a través de una apertura anormal.

 

Por la hernia umbilical protruye parte de los intestinos o tejidos intraabdominales, debido al cierre incompleto de la capa muscular de la pared abdominal.

 

¿Es común?

 

¡Sí! Sobre todo en los primeros meses de vida. Se estima que hasta un 40% de los bebés tienen una hernia umbilical al nacer.

 

Sabías que…

 

  • Los niños/as afroamericanos, prematuros y/o de bajo peso al nacer tienen mayor incidencia de hernias umbilicales.
  • Si tu hijo/a tiene una hernia umbilical se puede ver un aumento de volumen cerca de su ombligo.

 

¿Qué debo hacer?

 

Generalmente no se realiza cirugía en estos pacientes, ya que la gran mayoría de estos defectos se cierran espontáneamente alrededor de los 4 años.

 

Se debe mantener en control y consultar en caso de alguna complicación.

 

Consulta si la hernia no vuelve a su lugar al presionarla, en caso de dolor, y si persiste a los 4 años.

 

Hernia estrangulada

 

Las complicaciones en las hernias son eventos raros y poco frecuentes. Ocurre cuando el intestino no logra “volver”, queda atrapado y podría interrumpir el flujo de sangre. Causa dolor, fiebre, constipación y/o que la hernia se ponga violácea. En caso de que esto ocurra debes acudir al servicio de urgencias más cercano.

 

Mitos

El uso de fajas, monedas o botones NO reduce el riesgo de complicación ni acelera el proceso de cierre espontáneo, por lo que no se recomienda su uso.

 

Fuente: Pediatría Educa

@pediatriaeduca

La entrada Hernia umbilical, ¿debo preocuparme? se publicó primero en Vaico Medical.

Soluciones Ardo