“Hay una falla en el sistema de licencias”

Desde que un bebé nace, y hasta que cumple 1 año, si tiene una enfermedad y/o sufrió un accidente que requiere del cuidado en el hogar, la madre o el padre tienen derecho a una licencia médica para cuidarlo/a. Pero cuando ese bebé tiene 1 año y 1 día, el beneficio se acaba. Acá te dejamos la experiencia y reflexión de una mamá respecto a este tema.

 

Mi hijo tiene 1 año y 1 mes. Hace un par de semanas, una madrugada, notamos que estaba con dificultad para respirar. Rápidamente lo llevamos a Urgencias de la clínica para ver qué estaba pasando.

 

Estuvimos un día completo en la Urgencia sin que nadie nos pudiera decir qué estaba provocando que saturara casi un 40% menos. Después de varios exámenes nos dijeron que era una neumonía que tenía comprometidos sus pulmones. Esa misma noche lo internaron en pediatría y estuvimos ahí 6 noches.

 

Lo insólito de todo esto es que como yo ya volví a trabajar y él tiene más de 1 año, no podía optar a una licencia para cuidarlo. Ni yo ni su papá. ¿Pero qué se hace con una guagua de esa edad internada 6 días en la clínica? Había que estar encima de él 24/7 para que no se cayera de la cama. No habla, no camina. Estaba en un lugar desconocido, en una pieza tremenda, con enfermeras que iban a verlo y revisarlo todo el día. Lo que más necesitaba mi hijo en esos minutos era a su mamá y a su papá, la contención, compañía y amor que nosotros le podíamos dar.

 

Pero de acuerdo a la ley, lo tendríamos que haber dejado solo hasta las 18:00 hrs en la clínica casi 1 semana. O por el contrario, acompañarlo y ausentarme de mi trabajo sin razón alguna. Ambas opciones me resultaban igual de improbables. 

 

Por suerte la doctora entendió este escenario y me hizo una licencia. La única opción que tenía era esa: una licencia que decía que yo estaba enferma y por eso no podía trabajar. Claramente no era la realidad, pero era eso o dejar a mi guagua sola en la clínica. Me dio mucha impotencia.

 

Entiendo que de alguna forma hay que regular, y la licencia para madres y padres cuidadores durante el primer año es una gran ayuda. Pero 1 mes después de ese primer año, los bebés siguen siendo igual de indefensos y dependientes de sus cuidadores. 

 

En este caso fue más grave y mi hijo estuvo internado en la clínica, pero el día de mañana puede ser un virus que le impida ir a la sala cuna y de igual forma alguien se tiene que quedar con él en la casa. Y lamentablemente no podemos asumir que todas las madres y padres del país tienen a alguien que cuide a sus hijos e hijas cuando se enferman.

 

Me da rabia e impotencia porque los primeros años de vida de nuestros niños y niñas son los más importantes y fundamentales para su desarrollo a futuro. Y si el sistema no nos da las herramientas necesarias para darles esa contención y compañía, eso se puede ver reflejado en un futuro en problemas en su confianza y autoestima.

 

María Jesús Zabala.

La entrada “Hay una falla en el sistema de licencias” se publicó primero en Vaico Medical.

Soluciones Ardo