Guía respetuosa para dejar el chupete

El chupete es un tremendo aliado, pero también puede convertirse en un dolor de cabeza cuando queremos que nuestros hijos e hijas dejen de usarlo. En algunos casos es más fácil que en otros. Si te está costando, esta guía puede serte de utilidad.

 

¿Por qué lo usamos?

 

Parte importante del desarrollo de los bebés consiste en succionar. Y no solo para alimentarse, la succión los calma, los relaja, y responde a un instinto natural.

 

Lo que buscan es la succión del pezón, pero está claro que por un tema de comodidad, tiempo y disponibilidad, el pezón materno no puede estar a libre disposición del bebé. Por eso recurrimos al tan conocido chupete.

 

¿Por qué dejarlo?

 

El uso prolongado del chupete puede provocar problemas dentales y mandibulares. Es por eso que los especialistas recomiendan dejarlo más temprano que tarde. La pregunta del millón es cómo hacerlo sin que nuestro hijo/a lo resienta.

 

¿Cómo dejarlo?

 

  1. Hablando: no debemos subestimar a nuestros niños y niñas en cuanto al entendimiento que pueden tener de las cosas que les explicamos. Es muy distinto sacarles el chupete y decirles “nunca más porque la mamá lo dice”, que sentarnos y explicarles de forma cariñosa por qué creemos que es mejor que lo vayan dejando. Y no hablarlo una sola vez, sino que muchas, todas las que sean necesarias.
  2. Eliminarlo de forma gradual: si tu hijo/a usa el chupete todo el día y se lo quitas de un minuto a otro, probablemente el impacto sea gigantesco. Lo que puedes hacer es acordar con él/ella cómo lo irán haciendo. Puedes partir por ejemplo usándolo solo en las noches o cuando necesite consuelo.
  3. Cuentos: la literatura es una gran aliada en toda nuestra vida, pero sobre todo en momentos importantes de transición. Hay varios cuentos que puedes incorporar en su rutina para trabajar este tema.
  4. Vasos para sorber: incorpora estos vasos en su rutina. De esta forma trabajará la coordinación de las manos y la vista y puede empezar a reemplazar el hábito del chupete.
  5. Refuerzo positivo: cada vez que veas que tu hijo/a decide no usar el chupete, felicítalo y refuerza esa conducta.

 

Y por último recuerda que cada niño y cada niña son diferentes y tienen tiempos y formas particulares. No te compares con otros casos, avanza de la manera que te sientas más cómoda y si en algún momento te ves sobrepasada, consulta con un especialista.

La entrada Guía respetuosa para dejar el chupete se publicó primero en Vaico Medical.

Soluciones Ardo