Función del piso pélvico durante el embarazo y post parto

El piso pélvico tiene una función de sostén, sexual, reproductiva y de continencia de los esfínteres. Debe tener la capacidad de contracción y relajación para cumplir de manera óptima sus funciones. Constanza Szalay, fundadora y directora de Mamá Activa, nos cuenta más sobre esto.

 

“Durante el embarazo se producen cambios biomecánicos y modificaciones musculoesqueléticas importantes, las que provocan un cambio en los vectores de fuerza. Esto provoca un aumento de presión hacia el piso pélvico, sumado al aumento del tamaño abdominal y de peso, y actividades hiperpresivas (que aumentan la presión intraabdominal). 

 

Si además de eso nos alimentamos mal y adoptamos malas posturas, sumaremos eventos que debilitan nuestro piso pélvico. Por eso la importancia del autoconocimiento y autocuidado es fundamental desde que somos adolescentes. 

 

Si planeas un embarazo, si eres deportista, si acabas de tener a tu guagua o simplemente si quieres evaluar cómo se encuentra tu piso pélvico, puedes hacerlo con una kinesióloga especialista en rehabilitación pelviperineal. 

 

Luego de esta evaluación se podrá determinar si necesitas algún tratamiento específico por alguna disfunción, o si necesitas ejercicios para aprender a contraer y relajar esta musculatura de manera efectiva. Además podrán enseñarte técnicas de autocuidado de tu piso pélvico a través de la respiración, buenas posturas, alimentación, y la realización de ejercicio físico supervisado.Todo eso hará que tu piso pélvico sea fuerte y elástico. 

 

¿Qué riesgos corremos si no tenemos trabajado el piso pélvico?

 

Cuando nuestro piso pélvico se encuentra debilitado o muy tenso, podemos tener molestias, dolores o disfunciones en todo el CORE (músculos abdominales, espalda y diafragma), y disfunciones del piso pélvico como incontinencia urinaria, escapes de gases, dolor en las relaciones sexuales, problemas de estreñimiento, prolapsos de órganos pélvicos, entre otras patologías. Por eso es mejor trabajar desde la prevención y evaluarse.

 

Tips prácticos que podemos practicar en el día a día

 

  • Con el solo hecho de respirar de forma profunda y consciente, ya estamos activando la musculatura del piso pélvico, es lo más básico que podemos comenzar a realizar. 
  • Evitar el uso excesivo de tacos y sentarte sobre los isquiones.
  • Realiza pausas de trabajo de las posturas habituales.
  • Aliméntate bien.
  • Anda al baño sin hacer fuerza y con un piso en los pies (para adoptar una posición más de cuclillas, lo que facilitará una mejor evacuación).

 

¿Existe algún artefacto que podamos comprar para trabajarlo?

 

Hay varios artículos y aplicaciones que recomiendan las kinesiólogas de piso pélvico para la auto práctica, pero siempre debería ser supervisado para cada caso en particular, ya que todas necesitamos estímulos distintos, de acuerdo a como se encuentre nuestro piso pélvico”.

 

Constanza Szalay Barahona

Fundadora y Directora Mamá Activa

Coordinadora Académica 

Diplomado en Actividad Física para el Embarazo y Post Parto

Universidad Finis Terrae

 

La entrada Función del piso pélvico durante el embarazo y post parto se publicó primero en Vaico Medical.

Soluciones Ardo