¿Es perjudicial alimentar al recién nacido con leche de fórmula?

Elegir entre lactancia materna y lactancia con leche de fórmula es una de las decisiones más importantes cuando nace tu bebé. Si por alguna razón debes alimentarlo con leche artificial, quizás puedas sentirte culpable por no amamantar. ¿Es justificado?

Los expertos consideran que la leche materna es la mejor opción para los bebés, especialmente por un tema nutricional. Sin embargo, para muchas mujeres la lactancia materna no es posible por temas de salud, comodidad, estilo de vida, etc.

Ante esto, muchas madres se enfrentan a la opción de alimentar con leche de fórmula, que también proporciona los nutrientes que sus bebés necesitan para crecer y desarrollarse. Para muchas es motivo de preocupación ya que existe una gran presión social y médica de amamantar a toda costa. 

El vínculo emocional y el apego no es exclusivo de la lactancia materna: una madre que quiera a su hijo siempre creará un vínculo especial con él, sin importar el tipo de alimentación que mantenga.

La decisión de amamantar o de dar leche artificial es totalmente personal. No importa qué camino de alimentación tomes, lo importante es que elijas lo que te haga sentir mejor y lo que más te acomode. Lo que sí es fundamental es que sepas las ventajas e inconvenientes de cada método para que decidas informada.

Beneficios de la lactancia materna

Amamantar a un bebé suele ser una experiencia única e inolvidable tanto para la mamá como para el bebé: proporciona una experiencia de vinculación muy especial y una nutrición ideal.

Organizaciones de lactancia mundiales recomiendan la lactancia materna para alimentar a un bebé de manera exclusiva los primeros seis meses de vida. Luego se aconseja proseguir con la lactancia materna hasta por lo menos el año de vida, idealmente hasta los 2, incluyendo alimentación complementaria de otras comidas.

Los beneficios de la leche materna para el bebé son innumerables, aquí algunos de ellos:

  • Proporciona defensas que ayudan a los bebés a luchar contra las infecciones y agentes externos.
  • Previene alergias.
  • Protege contra diversas afecciones crónicas.
  • Los bebés amamantados son hospitalizados menos veces que aquellos alimentados con leche artificial.
  • Los anticuerpos de la madre se traspasan al bebé a través de la leche materna y refuerzan su sistema inmunitario.
  • La leche materna también protege a los bebés contra la diabetes, obesidad y síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).
  • Facilita la digestión, debido a sus componentes (lactosa, proteína y grasa).
  • Gratuita, fresca y lista para tomar.
  • Los bebés amamantados prueban diferentes sabores a través de la leche materna, ya que esta sabe de manera diferente en función de lo que haya comido la madre. Esto se deriva en mayor aceptación de los alimentos sólidos cuando se introduzcan a su dieta.
  • Algunos estudios sugieren que los niños alimentados exclusivamente con leche materna tienen coeficientes intelectuales ligeramente más altos.
  • Cuando se amamanta surge un contacto piel con piel que entrega íntima conexión y afianza el vínculo emocional.
  • La lactancia materna quema calorías de la madre y ayuda a que el útero se encoja. Además, ayuda a reducir el riesgo de cáncer de mama, hipertensión arterial, diabetes y enfermedades cardiovasculares.

Es realmente maravilloso notar que la leche que produce la madres es el mejor alimento que se le puede dar a un recién nacido. Los bebés nacen con un sistema inmunológico inmaduro y la leche de la madre está llena de células inmunológicas perfectas para paliar este déficit del bebé.

Esto no quiere decir que la leche artificial sea perjudicial para el bebé, pero no alcanza la perfección natural de la leche materna. Sin embargo, sí es nutritiva para el bebé.

Todo sobre la leche artificial

Las leches artificiales o de fórmula se presentan como una alternativa nutritiva a la leche materna. Son fabricadas en condiciones estériles e intentan reproducir la leche materna utilizando una compleja combinación de proteínas, azúcares, grasas y vitaminas.

Hay muchas razones por las que una mamá podría decidir alimentar a su bebé con leche de fórmula. Algunas de estas pueden ser:

  • Hay mamás que al amamantar a sus bebés les resulta demasiado difícil, estresante o doloroso. 
  • Motivos médicos relacionados a la salud de la madre o del bebé.
  • Vuelta al trabajo de la madre.
  • Estilo de vida, búsqueda de mayor comodidad y practicidad.
  • Dificultades en la producción de leche.
  • Dolor y grietas en los pezones.

Algunos beneficios de su uso y componentes:

  • Contienen algunas vitaminas (D) y nutrientes que los bebés amamantados deben obtener mediante suplementos.
  • Permite que la lactancia se comparta con la pareja u otro cuidador del bebé. Cualquiera de los cuidadores puede darle la mamadera al bebé en cualquier momento.
  • Entrega mayor libertad e independencia a la madre. 
  • Las mujeres que optan por la lactancia artificial no necesitan preocuparse de lo que comen o beben.

Es cierto que la leche materna tiene beneficios que la fórmula infantil no puede replicar, especialmente en el tema de la resistencia a las infecciones durante el primer año de vida. Sin embargo, las fórmulas modernas incluyen prebióticos y ácidos grasos que apoyan las funciones inmunes.

Es importante ponderar también las ventajas que tiene en cuanto a su practicidad y beneficios directos en la calidad y estilo de vida de la madre. A pesar de que los expertos admiten la superioridad de la leche materna, también saben que pueden surgir muchos problemas que hacen muy difícil mantener una lactancia materna exclusiva.

No hay que olvidar una tercera y conveniente opción: la lactancia mixta. Una combinación de leche materna y de fórmula puede ser lo mejor para muchas mujeres. Suplementar con fórmula puede extender la duración de la lactancia materna, entre otras ventajas.

Si tienes dudas acerca de cada opción y sobre la nutrición infantil, habla con tu médico o con un asesor de lactancia que te puede facilitar más información, analizar tu caso y ayudarte a tomar la mejor decisión para todos.

La entrada ¿Es perjudicial alimentar al recién nacido con leche de fórmula? se publicó primero en Vaico Medical.

Soluciones Ardo