¿En qué consiste el Método Billings?

El Método Billings, también llamado método del moco cervical, ayuda a predecir la ovulación para controlar la natalidad de forma natural. Es un anticonceptivo sin alteración hormonal, pues se basa en la observación del flujo cervical. ¿Estás buscando una alternativa natural de planificación familiar? Este método puede ser perfecto para ti.

En muchos de los aspectos de la vida, las personas están adoptando productos y remedios naturales y más sustentables. Un área que causa mucha discusión es la del control de la natalidad: los métodos anticonceptivos hormonales son considerados invasivos y anti-naturales para algunas personas que buscan opciones menos artificiales.

A lo largo del ciclo menstrual se producen cambios en el flujo vaginal, el cual al monitorearlo puede indicar el momento de la ovulación, el periodo más fértil del ciclo y con mayor riesgo de embarazo.

Cómo funciona

El Método Billings, método del moco cervical o de la ovulación, es una técnica natural que identifica los días más fértiles de la mujer a partir de la observación del moco cervical, el cual puede identificarse en la entrada de la vagina.

Se trata de un método que se inventó cerca del año 1960, desarrollado por los doctores John y Evelyn Billings. A través de la observación minuciosa de la mucosidad cervical, la mujer puede planear o evitar el embarazo.

Este sistema anticonceptivo se basa en que las hormonas vinculadas al ciclo menstrual tienen una incidencia directa sobre el cuello del útero, provocando que este segregue el moco cervical. El flujo vaginal puede indicar alteraciones hormonales femeninas y, a partir de sus características del momento, puede informar a la mujer si hay posibilidades de fecundación si tiene relaciones sexuales.

Para utilizarlo de manera correcta, el Billings se basa en una observación minuciosa por parte de la mujer a las características del moco cervical, para identificar cómo se comporta durante su periodo fértil e infértil. Se recomienda realizar un registro escrito diario, donde se describa el aspecto de la mucosidad, su consistencia y si tuvo relaciones sexuales o no.

La mujer que quiere practicar este método de ovulación no debe tomar medicamentos hormonales ni aplicar germicidas, pues estos pueden provocar cambios en el flujo, dificultando la interpretación de la mujer.

Es un método que puede utilizarse para evitar un embarazo no deseado, y también para quedar embarazadas. Para lo primero se recomienda:

  • Tener relaciones sexuales en días en los que la vulva está más seca, que ocurre generalmente en los días que siguen a la menstruación.
  • No tener relaciones sexuales cuando la vulva se siente muy húmeda (que podría ser signo de los días fértiles) y hasta cuatro días después del iniciarse esos días húmedos.

El primer ciclo (mínimo) debes usar preservativos ya que debes registrar las observaciones del moco cervical por al menos un mes para que sea eficaz. 

De todos modos, te aconsejamos consultar con un experto en Billings para conocer los detalles del método. También puedes utilizar un monitor de fertilidad para ayudarte a registrar los cambios en el moco y otros aspectos de tu fertilidad.

El flujo cervical

El moco cervical cambia a los largo del mes según el momento del ciclo menstrual en el que te encuentres. Algunos factores pueden alterar sus características naturales y dificultar el uso del método, como por ejemplo la lactancia, duchas vaginales, uso reciente de anticonceptivos hormonales, vaginitis, entre otros.

Para usar eficazmente el método Billings, se debe estudiar sobre las características de éste en cada etapa del ciclo:

  • Los días de periodo menstrual son días fértiles. El flujo de sangre cubre el moco, por lo que no lo notas ni se puede estudiar bien.
  • Después del periodo menstrual, normalmente hay algunos días sin moco o no alcanza a traspasarse a la ropa interior. Estos días son los denominados “días secos” y podrían ser considerados como infértiles.
  • Cuando un óvulo comienza a madurar, el cuerpo produce más mucosidad. Esto es antes de que ocurra la ovulación. El moco en estos días suele ser amarillo o blanco, y tiene textura pegajosa. 
  • La mayor cantidad de moco aparece justo antes de la ovulación. Es claro y de textura escurridiza: se puede esparcir entre los dedos. Estos son los denominados “días escurridizos” y serían los días fértiles.
  • Después de cerca de cuatro días con flujo de características “escurridizas”, la mujer presenta menos cantidad de mucosidad, y este se vuelve turbio y pegajoso nuevamente. 
  • Seguido a lo anterior, llegan unos días más secos, que también serían infértiles.
  • Después comienza el periodo menstrual y se repite el ciclo.

Para monitorear el moco cervical diariamente, debes sentir (tocar) y observar el moco, registrando lo que notes de manera escrita (el experto puede entregarte una plantilla como guía). Comienza el seguimiento a la mucosidad el día después del periodo menstrual.

Puedes revisarlo limpiando la abertura de la vagina con papel higiénico o pañuelo antes de orinar. Así podrás observar el color y sentir la textura del flujo vaginal. También puede observar el flujo en la misma ropa interior, y como tercera opción puedes introducir tus dedos limpios en la vagina.

Preguntas frecuentes

  • ¿Es el método de ovulación Billings eficaz para evitar un embarazo no deseado?

El método de ovulación de Billings es seguro para la salud de la mujer y es respaldado y recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Cuando es realizado correctamente, tiene una eficacia para evitar un embarazo de hasta de un 99%.

Esta eficacia se basa en un monitoreo diario del ciclo menstrual. La mujer debe estar atenta al moco presenta en la vulva todos los días, y registrar sus alteraciones. Con un uso común su eficacia disminuye a un 77%.

  • ¿Cuándo puedo tener relaciones sexuales y no quedar embarazada?

Los días infértiles y fértiles varían de una mujer a otra y dependen principalmente de la duración de su ciclo menstrual. Por esto es importante un estudio minucioso del moco cervical por lo menos un mes antes de usar el método exclusivamente.

En general, los días infértiles comienzan después de que desaparece el moco más escurridizo y el flujo vaginal vuelve a ser más blanco y pegajoso. Si tienes un ciclo largo, los días secos después del periodo menstrual también pueden considerarse infértiles.

  • ¿Cuáles son mis días fértiles?

El calendario de días fértiles según el Método Billings es el siguiente (tomando como referente un ciclo menstrual regular):

Siendo el día en que comienza el periodo menstrual el día número 1 del ciclo: el día número 9 o 10 la mujer empieza a segregar el moco cervical, el cual ayuda a descender al óvulo y favorecer la supervivencia de los espermatozoides. Aquí comienza el periodo fértil, que durará hasta el día 16 del ciclo aproximadamente, siendo los días 14 y 15 los de mayor fertilidad, pues se produciría la ovulación.

  • ¿Puedo utilizar el Método Billings si tengo un ciclo menstrual irregular?

. Incluso si el ciclo de la mujer es diferente cada mes, a través de la observación del moco y el entendimiento de su ciclo menstrual, el método ayuda a interpretar lo que sucede en tu cuerpo cada día.

  • Si la ovulación dura solo cerca de 24 horas… ¿Por qué tengo más de un día fértil?

Es cierto que el óvulo tiene una vida de 12-24 horas, pero los espermatozoides pueden vivir hasta 3 días dentro del útero. Es por esto que se debe evitar tener relaciones sexuales (si se quiere evitar el embarazo) en los días previos a la ovulación.

  • ¿Es necesario el uso de preservativos si estoy utilizando el Método Billings?

El Método Billings no protege contra las infecciones de transmisión sexual, por lo que se debe utilizar un método de barrera como el condón para evitar enfermedades. 

También, si se quiere tener relaciones sexuales durante los días fértiles, se debe utilizar preservativo para evitar un embarazo (o idealmente absenerse en esos días).

La entrada ¿En qué consiste el Método Billings? se publicó primero en Vaico Medical.