Embarazo ectópico: ¿qué es y por qué sucede?

A pesar de que la prueba de embarazo sea positiva, hay veces en que el óvulo fertilizado se implanta fuera del útero y se produce un embarazo ectópico, el cual no logra llevarse a término. Aunque es poco común, te explicamos de qué se trata y a qué signos debes estar atenta para detectarlo.

Qué significa

En un embarazo normal, el óvulo fecundado se implanta y desarrolla dentro del útero. En un embarazo ectópico ocurre que el cigoto se implanta en tejidos fuera del útero y comienza a desarrollarse allí. Usualmente se presenta en las trompas de Falopio (embarazo tubárico), pero también puede producirse en otros lugares como el cuello uterino, ovarios y cavidad abdominal.

Debido a que estas áreas no disponen de suficiente espacio ni tejido nutricional para que se pueda desarrollar un embarazo en comparación al útero, la gestación ectópica no evoluciona al nacimiento de un bebé vivo. 

Es por eso que el embarazo ectópico debe tratarse, no se puede dejar evolucionar espontáneamente debido a que se puede poner en riesgo la vida de la madre. Es importante entender que no existe posibilidad de sobrevivencia del embrión fuera del útero.

Una posible complicación es que las trompas de Falopio se rompan debido al crecimiento del embarazo. Esto puede provocar hemorragia interna e infección grave.

Tratar el embarazo ectópico no es lo mismo que abortar. Los embarazos ectópicos se eliminan con un medicamento o mediante cirugía laparoscópica. No es el mismo procedimiento médico que en un aborto.

Factores de riesgo

No siempre se logra detectar la causa del embarazo ectópico. Se suelen producir cuando hay condiciones que obstruyen el paso del óvulo fecundado por las trompas de Falopio hacia el útero. 

Hay algunos factores de riesgo que pueden aumentar las probabilidades de que se produzca:

Es importante saber que luego de haber tenido un embarazo ectópico, sí es posible tener un embarazo saludable en el futuro. Esto dependerá de su causa, tratamiento y el estado posterior de las trompas de Falopio.

Cómo se detecta: síntomas

Los síntomas de un embarazo ectópico pueden ser diferentes entre las mujeres. Puede que ya te hayas realizado un test de embarazo y haya salido positivo, o aún no sepas que estás embarazada. 

Es importante entender que si ya se realizó una ecografía y se observó al bebé formándose dentro del útero, está a salvo. El embarazo ectópico se detecta fácilmente durante un ultrasonido. 

Algunos de los síntomas más comunes son:

  • Dolor abdominal o pélvico.
  • Sensibilidad o molestia en los pechos.
  • Sangrado vaginal.
  • Ausencia del periodo menstrual
  • Dolor lumbar o en un hombro (si la trompa de Falopio se desgarra, puede sangrar e irritar el diafragma, el cual comparte nervios con los músculos del hombro).
  • Debilidad y sensación de mareo.
  • Orinar más de lo común (poliuria).
  • Hipotensión.

Si hay posibilidades de que estés embarazada y se presentan algunos de los síntomas anteriores, consulta con tu médico. Entre más rápido se detecte y trate, es mejor para tu salud.

El médico realizará una prueba de embarazo y, si sale positivo, es probable que a través de un ultrasonido revisen el estado del embarazo. Si el útero se encuentra vacío, es probable de que se trate de un embarazo ectópico y buscarán el lugar en donde se encuentra el cigoto. 

El tratamiento puede variar dependiendo del estado y caso particular. 

La entrada Embarazo ectópico: ¿qué es y por qué sucede? se publicó primero en Vaico Medical.