Consejos para manejar el teletrabajo con niños en la casa

El Coronavirus ha puesto a prueba a muchas personas en situaciones que no estaban acostumbradas, como por ejemplo, el teletrabajo. Este puede ser un fenómeno positivo si se logra balancear adecuadamente. Sin embargo, la presencia de niños en casa implica un mayor esfuerzo para mantener la salud mental de todos y la eficacia laboral. Aquí algunos consejos para no volverse loco.

Muchos han sido quienes se han visto obligados a llevar el trabajo a la casa debido a la pandemia del nuevo Coronavirus. No es tan mala noticia ya que significa que aún mantienes tu trabajo, lo que no ha sido el caso de otras personas. Sin embargo, trabajar desde casa puede ser un gran reto, especialmente para quienes tienen hijos.

Recomendaciones generales

¿Cómo hacerse cargo de los hijos, garantizar su bienestar psicológico, manejar tu propia ansiedad y, al mismo tiempo, mantener la productividad en el trabajo? Primero que todo, hay que rebajar las expectativas: explica en la empresa en la cual trabajas cuáles son tus condiciones en casa para que la exigencia laboral se adapte a este nuevo ambiente. No te sobrecargues ni pienses que vas a funcionar igual que como trabajabas antes.

Sé flexible contigo y con los niños. Imponer horarios estrictos e intentar mantener el mismo orden y estilo de vida que tenías antes, cuando podías salir de casa y tu hijo iba al colegio, es iluso. Estar encerrados plantea problemas en niños y en adultos que produce mayor irritabilidad. Es probable que el tiempo que tu hijo esté expuesto a la televisión o computador aumente, que tu casa esté más sucia y desordenada de lo normal, que no estén haciendo suficiente ejercicio físico, etc. Es normal.

Explícale a los niños la situación: qué es el Coronavirus, por qué debemos estar encerrados y trabajar/estudiar desde casa. Aclara que es una situación temporal, pero que no son vacaciones: tú sigues trabajando y necesitas que se respete. Intenta determinar un lugar de trabajo que sea apartado de los demás espacios, dentro de lo posible. Así sabrá que cuando estés ahí, estás trabajando.

Por otro lado, no dejes pasar esta oportunidad de aprendizaje: toda situación es una circunstancia para crecer. Quizás estés pasando más tiempo con tus hijos como nunca lo habías hecho. Ahora puedes ayudarlo y acompañarlo a hacer sus tareas, jugar o responder sus preguntas existenciales. Aprovecha este regalo y apoya a tu hijo en esta situación de incertidumbre e inestabilidad.

Algunos tips que pueden ayudarte a manejar mejor el trabajo en casa son:
  • Plantea actividades diarias

Cada día date un tiempo en la mañana para pensar qué actividad puedes encargarle a tu hijo. Puede ser recreativa, como por ejemplo, dibujar un retrato familiar o de él mismo, hacer un puzzle, una torre, escribir un cuento, entre otros “retos” que le entretengan y lo mantengan ocupado por un tiempo más o menos largo.

También puede ser una tarea de la casa: ordenar sus juguetes, seleccionar cuáles no usa para regalarlos, hacer su cama, guardar su ropa limpia, etc. Así estarás inculcando hábitos que le servirán para siempre.

Estos encargos de actividades diarias harán que tengas cierto tiempo para poder trabajar mientras el niño tiene una labor simple y específica, con una meta que lo hará sentir útil. Dale un sentido a su tarea para que la realice con dedicación y motivación.

  • Trabaja durante su siesta

Puede ser obvio, pero es importante organizarse bien para que funcione. La siesta de la mañana o de la tarde puede ser tu momento de oro para trabajar y realizar las actividades que necesitan silencio y concentración. Planifica la jornada para que no se salte sus momentos de sueño. 

Dormir mientras ellos duermen también puede ser una opción para aquellos padres con niños o bebés que se despiertan en las noches.

  • Haz las “tareas” juntos

Quizás tu hijo también tiene actividades educativas que tiene que realizar, ya sea porque le enviaron desde su establecimiento o porque tu quieres que continúe con un aprendizaje liviano durante esta etapa de cuarentena. Sea cual sea su tarea, aprovecha de instaurar en él un hábito de estudio en una mesa en silencio, con buena luz y temperatura. Instálate al lado de él y trabajen acompañados. Se sentirá motivado a estudiar en un ambiente propicio para su aprendizaje y a tu lado, mientras tú podrás avanzar en el trabajo.

Esto también aplica para actividades recreativas o tareas del hogar: cuando tengas que cocinar, inclúyelo, cocinen juntos.

  • Actividades físicas

Si pasan todo el día en la casa… ¡no se cansan! Y esto puede ser lo peor para algunos niños con problemas de sueño o hiperactivos. Arma una rutina que incluya actividad física de cualquier tipo, ya sea un día de limpiar la casa, hacer yoga juntos, trotar por el jardín, bailar al frente de la tele, etc. Inventa una manera de que se muevan (los niños y tú también) para botar energías, ansiedad, estrés y generar endorfinas, la hormona de la felicidad.

La entrada Consejos para manejar el teletrabajo con niños en la casa se publicó primero en Vaico Medical.

Soluciones Ardo