El temor a tener baja producción o a que la leche no le alcance a nuestro bebé es un tema que casi todas las mamás hemos sufrido en algún punto de nuestra lactancia. Y es lógico, porque su salud realmente depende de ello cuando queremos lactancia materna exclusiva.
  Consuelo Cruzat, asesora de lactancia y psicóloga infanto juvenil, nos entrega algunos tips para asegurar desde el inicio una buena producción de leche. Ya que cuando partimos bien, es mucho más fácil que todo vaya fluyendo en la medida en que avanzan las semanas.  
  1. Infórmate bien antes del parto sobre la lactancia.
  2. Arma un plan de parto y conversa con tu equipo médico con anticipación, para que todos trabajen en priorizar la lactancia la primera hora de vida.
  3. Realiza contacto piel con piel apenas nazca. Evita que los separen.
  4. Corrige acople si hay dolor. Y pide ayuda si no lo estás logrando sola.
  5. Asegura que haga tomas eficientes, vaciando la pechuga y tragando activamente.
  6. Evita el uso de mamadera o chupete las primeras semanas para evitar confusión tetina pezón.
  7. Ponlo en la pechuga cada vez que pida, todo el tiempo que sea necesario. Asegura una ingesta frecuente, máximo cada 3 o 4 horas.
  8. Si por alguna razón no puedes lograr succión directa o es poco efectiva, reemplázala de forma frecuente con un sacaleches hasta solucionar.
  Consuelo Cruzat Asesora de Lactancia Psicóloga Infanto Juvenil Instagram: @con_su_lactancia