Posiciones de amamantamiento

Busca tu posición más cómoda

Puedes colocar a tu bebé en varias posiciones para alimentarlo. Puedes ir cambiando la posición durante el periodo de lactancia. Es importante encontrar una posición relajada y cómoda para tí.

Para que cada alimentación comience lo mejor posible, debes sostener al bebé para que:
  • su oreja, hombro y cadera estén en línea y el bebé esté mirandote,
  • la boca del bebé esté alineada con tu pezón,
  • la punta de su nariz y su mentón toquen tu pecho durante el amamantamiento,
  • el labio inferior y superior del bebé estén expulsados,
  • tu brazo esté apoyado y tus hombros relajados.

Amamantar acostada

Acostada de lado

Tu bebé y tu se acuestan de lado, con sus estómagos tocando. Esta posición es particularmente buena durante la noche o si quieres descansar durante la lactancia en el día.

Pancita con pancita (lactancia intuitiva)

Te sientas o acuestas medio-erguida con la parte superior del cuerpo cómodamente apoyada en cojines. El bebé descansa de guata en tu pecho desnudo; puede estar desnudo también o semi vestido.

Lactancia sentada

Abrazo de fútbol

La espalda del bebé descansa en tu antebrazo; tu mano sostiene su cabeza y sus piernas están estiradas hacia tu espalda. Una almohada para lactancia provee apoyo para que no tengas que usar fuerza muscular para apoyar el peso de tu bebé.

En esta posición es fácil para ti fijarte y analizar cómo succiona el bebé. Esta posición de lactancia es especialmente buena para alimentar a mellizos o bebés prematuros y también es útil después de una cesárea o cuando el bebé está resfriado.

Abrazo de cuna clásico

El bebé descansa de lado apoyado por tu brazo para que todo su cuerpo esté hacia ti. Tu mano sostiene su trasero.

Abrazo de cuna cruzado

El bebé descansa de lado apoyado por tu brazo para que todo su cuerpo esté hacia ti. Cuando se alimenta de tu pecho derecho, lo abrazas con tu mano izquierda, con tu antebrazo sosteniendo al bebé y su cabeza descansando en tu mano.

Soluciones Ardo