Pezones adoloridos

Es normal que tus pezones estén sensibles los primeros 3 a 4 días luego del parto. Si los síntomas continúan por más que eso o si tus pezones están doloridos e irritados, agrietados, con costras o sangrando, es usualmente porque el bebé no se está agarrando apropiadamente. Quizás el bebé está colocando el pezón en su boca y no lo suficiente de la areola, o no está abriendo su boca lo suficiente, o tiene sus labios retraídos, o quizás estás inclinándote hacia adelante en el comienzo de una toma, etc.

En casos únicos los pezones irritados pueden ser resultado de problemas de succión, aftas (una infección de hongos que producen granos blancos en la boca del bebé) o anquiloglosia (la banda que conecta la lengua con el piso de la boca es muy corta).

Los pezones irritados duelen mucho. Debes buscar ayuda de un especialista de lactancia lo antes posible.

Lo siguiente puede ayudar

  • Analiza la causa y corrígelo. Ej: asegúrate de que el bebé se agarre correctamente.
  • Coloca al bebé en el pecho que está menos adolorido.
  • Dar tomas cortas pero más frecuentes es más fácil para tí que tener pausas más largas.
  • Amamanta en posiciones diferentes.
  • Usa una crema de lanolina, ej: Crema Dorada para la sanación.
  • Toma un descanso del amamantamiento y usa un extractor de leche materna. El extractor Carum tiene un “Programa sensible” que fue desarrollado para expresar con pezones irritados. Comienza con una succión que apenas se siente y un ciclo de arranque bajo que puede ser ajustado cuidadosamente de acuerdo a las sensaciones que va experimentando la mamá.

Soluciones Ardo