Insuficiente leche materna

Muchas madres se preocupan innecesariamente que no producirán suficiente leche para el bebé. La subida de peso del bebé, el contenido de sus pañales y su comportamiento de succión son alguno de los signos que demuestran que se está produciendo suficiente leche.

La subida de peso por semana debe ser
  • 0 a 2 meses: alrededor de 170 a 330 gramos
  • 2 a 4 meses: alrededor de 110 a 220 gramos
El bebé recupera su peso al nacer dentro de los primeros 10 días de vida.

En las primeras 4 a 6 semanas, el bebé produce al menos tres pañales sucios cada 24 horas; más adelante, los bebés que son amamantados pueden tener pausas de varios días. El bebé además debería producir 5 a 6 pañales mojados cada 24 horas y su orina debería ser de un color claro.

Durante la lactancia materna el bebé coloca el pezón y gran parte de la areola en su boca. Cuando la leche comienza a fluir, el ritmo de succión disminuye y los sonidos al tragar se escuchan claramente. Luego de una toma, la boca del bebé está húmeda y tus pechos se sienten más suave.

Es completamente normal que tus pechos dejen de sentirse llenos entre tomas luego de un par de semanas. Esto no tiene nada que ver con la cantidad de leche que está siendo producida ya que la leche no es generada hasta el momento en que el bebé succiona.

Puede suceder que produzcas apenas suficiente leche para un par de días, quizás porque estás muy cansada o porque el bebé está teniendo un brote de crecimiento.

Aumentando la producción de leche

Puedes aumentar la producción de leche al
  • amamantar frecuentemente (cada dos horas con una pausa más larga durante la noche)
  • cambiar de lado bien seguido
  • tener largos periodos de piel con piel
  • descansar lo suficiente
  • obtener ayuda con las tareas de la casa
  • tener una dieta balanceada
  • recibir cual sea la típica ayuda parte de tu cultura
Puedes también aumentar la producción de leche materna al extraer ocasionalmente (por alrededor de 5 minutos) luego de una toma para estimular la producción de leche. No es importante cuánta leche materna hay en la botella luego de la extracción.

Si tu bebé no sube lo suficiente de peso, deberías contactar a un profesional de la salud lo antes posible para que pueda revisar la situación de alimentación.