Iniciando una toma

Hay varias maneras de comenzar una toma. Puedes dejar que tu bebé encuentro por sí solo el pecho (lactancia intuitiva) o puedes ayudarlo activamente. El acercamiento intuitivo usa los reflejos naturales del bebé. Se mueve hacia el pecho y se agarra por sí mismo.

Lactancia materna intuitiva (acostada)

Te sientas o acuestas medio-erguida con la parte superior del cuerpo cómodamente apoyada en cojines. El bebé descansa de guata en tu pecho desnudo; puede estar desnudo también o semi vestido.

Espera y ve qué es lo que hace. Si está hambriento, comenzará a buscar el pecho y se agarrara por sí mismo luego de un par de atentos. Dale tiempo; podría ayudar moverse un poco.

Agarre activo

Si tu bebé está teniendo dificultad en tomar el pecho puede ser útil darle apoyo activo para el agarre.

Sosteniendo tu pecho

Sostén el pecho con tu mano libre, poniendo cuatro dedos debajo de este, sosteniéndolo bien. Pon tu pulgar arriba de la areola.
Si el pecho está muy lleno y tu bebé está teniendo dificultad en colocar el suficiente tejido del pecho en su boca, puede ayudar apretar levemente la piel hacia adelante. Esto hace a la areola más elástica y permite al bebé que se agarre más fácilmente.

Poner a tu bebé en el pecho

Posiciona a tu bebé con el pezón apuntando hacia su nariz. Su cabeza está levemente echada hacia atrás. Su mentón y labio inferior están tocando tu pecho.
Tu pezón toca su labio superior. Esto causa que el bebé abra su boca ampliamente.
Cuando su boca esté bien abierta, trae al bebé rápida pero gentilmente a tu pecho. El pezón y la mayor parte de la areola debería estar en la boca del bebé. Sus labios superior e inferior son empujados y su mentón y la punta de su nariz están tocando tu pecho.

Si sientes dolor intenso al inicio de la lactancia significa que tu bebé no está en la posición ideal. Liberalo del pecho con tu dedo y comienza nuevamente.

Soluciones Ardo