Sabemos que la piel de nuestros bebés es muy delicada, sobre todo las primeras semanas y meses. Por lo mismo, no debemos dejarla desatendida. En este artículo te contaremos por qué usar aceite corporal para tu bebé es bueno, cómo usarlo y cuál recomendamos.
  En esta ocasión, hablaremos de las maravillas de los aceites corporales para bebé, pero específicamente del aceite de caléndula. Hidrata, calma y protege la piel, además de tener propiedades antiinflamatorias y calma las alergias. La manera de utilizarlo es poniendo una pequeña cantidad de aceite en tus manos e ir extendiéndolo por todo el cuerpo de tu bebé (idealmente que esté ligeramente húmedo). Procura no usar demasiado.  

¿Por qué usar aceite?

  • Retiene hasta 10 veces más humedad que una crema humectante común.
  • No daña la barrera cutánea de tu bebé.
  • La piel de tu bebé necesita der hidratada y humectada para que no se reseque.
  • Especialmente útil para las zonas ásperas y secas.
 

Para qué usarlo:

  • Para mantener su piel sana e hidratada. Si notas que tiene la piel muy seca, aplícalo de 2 a 3 veces al día.
  • Para hacerle masajes a tu bebé. Es raro encontrar un bebé al que no le gusten los masajes. Es un minuto de relajación y calma que tanto él como los padres disfrutan. Úsalo como un momento de conexión y de regaloneo.
  • Si lo usas en la zona del pañal, se mezclará con la suciedad y será más fácil limpiarlo cuando llegue el momento.
  Y lo mejor, es que este aceite no solo es útil para tu bebé, sino que para ti también. Se recomienda el uso de aceites corporales tanto en bebés como en adultos. Puedes usarlo para hidratar y cuidar tu piel, como mascarilla facial para tus labios, para desmaquillar los ojos, como loción después del afeitado, para las estrías, ¡y hasta para controlar la caspa!