Elegir el destino para las vacaciones familiares no siempre es fácil, viajar con niños/as puede significar un gran desafío que muchas veces termina con los padres agotados y con ganas de nunca más repetir la experiencia. Sin embargo, hay ciertas claves con las cuales uno puede contar para elegir el mejor destino familiar, y no morir en el intento.
  Cuando se tiene al primer hijo/a nunca falta el comentario del estilo “olvídate de volver a viajar tranquila”, y es que con niños/as muchas cosas que antes eran más fáciles de gestionar, ahora se vuelven casi imposibles. Sin embargo, cada vez se ven más padres temerarios que sin importar los prejuicios agarran las maletas y recorren lugares con niños/as que antes eran impensados. La clave está en tener en mente ciertos requisitos que nos ayuden a concretar nuestros planes de manera exitosa.
  1. Horas de vuelo:

    Uno de los grandes temas de viajar con niños/as es el avión (tan solo de pensar en los llantos de bebés en aviones se nos pone la piel de gallina), por eso una de las primera cosas en las que podemos fijarnos es en la cantidad de horas de vuelo. Elegir destinos que tengan vuelos cortos evita un jetlag o cambio de horario brusco.
 
  1. Fácil movilidad:

    Otro tema que debemos tener en consideración del destino es que tenga un sistema de transporte amigable, es decir, que el desplazarnos de un lugar a otro no requiera de una gran gestión. Un ejemplo de esto sería un lugar donde el úber funcione de manera correcta, pedir un auto por una aplicación, y esperar con calma su llegada es bastante más fácil que salir a la calle con coche a parar un taxi.
 
  1. Elegir lugares de geografía plana:

    Muchos piensan que lugares como Roma o París no son para niños, pero si tienes un bebé que todavía no camina son perfectos. Esto porque son ciudades con geografía plana donde puedes subir a tu hijo o hija a un coche y disfrutar largas caminatas visitando lugares emblemáticos.
 
  1. Disposición de agencias:

    Ir a lugares que cuenten con servicio de agencias que te planeen tours es también una muy buena opción. Al tener experiencia previa con niños/as saben qué actividades funcionan y cómo llevarlas a cabo de la mejor manera. Además, externalizar el estrés de decidir qué hacer y cómo hacerlo es un gran alivio para los padres que también queremos descansar en el viaje.
 
  1. Playa:

    Elegir países con playas paradisíacas siempre es una excelente opción si queremos descansar y no movernos mucho. Además, al ser lugares de clima cálido evitamos que los niños/as se enfermen. Otra ventaja de estos lugares es que hacer las maletas con ropa de verano es bastante más fácil que una de invierno.
 
  1. No moverse:

    Independiente del lugar que elijas, evita hacer itinerarios donde haya que moverse demasiado. Si los all-inclusive no son lo tuyo no importa, pero asegúrate de elegir un solo destino y no tratar de abarcar todo el mapamundi en una semana.
28 marzo 2023 — Vaico Medical