¿Has escuchado hablar de los gimnasios para bebés? ¿Qué son y para qué sirven? Si buscas comenzar con la estimulación temprana en casa lo antes posible, esta puede ser una excelente alternativa.
 

¿Qué es un gimnasio para bebés?

  A diferencia de los gimnasios que todas conocemos, este no implica pesas o máquinas para hacer cardio, pero sí es una alternativa para que tu bebé se fortalezca y estimule. Este tipo de gimnasio consiste de una almohadilla o mat en el suelo para poner al bebé de espalda, y una pequeña estructura encima de él con objetos colgantes, los que puede tocar, mover y jugar con ellos.  

¿Para qué sirven?

  Son una excelente opción para comenzar con la estimulación temprana, ya que tu bebé intentará, por su propia cuenta, alcanzar estos objetos, tocarlos, moverlos y/o hacerlos sonar, descubriendo por sí mismo todas las posibilidades que este mini gimnasio le entrega. Además es una oportunidad para empezar a desarrollar el juego independiente. Si bien es importante que estés cerca supervisando esta actividad, es un juego individual que puede mantenerlo entretenido por bastante tiempo. De esta misma manera, empezará a fortalecer sus músculos ya que debería mover brazos y piernas para alcanzar estos objetos. Además de ser un importante estímulo visual y sonoro que promueve el desarrollo cognitivo, ya que potencia la actividad cerebral.  

Recomendaciones:

 
  • Procura poner el gimnasio en un lugar con espacio, para que así tu bebé no choque con otros elementos o se distraiga fácilmente.
  • Generalmente se pueden guardar en otro lugar mientras no esté siendo utilizado, por lo que no es necesario destinar un lugar fijo.
  • Que el ambiente de la habitación sea adecuado, temperatura agradable y que no le llegue el sol en la cara por ejemplo. Puedes utilizar este humidificador para mejorar el aire de ese espacio.
  • Incorpóralo a su rutina. Intenta que al menos una vez al día juegue en el gimnasio, aunque sea por breves minutos.