Uno de los temas que nos preocupa a la hora de dormir es si nuestros hij@s están bien abrigados o si están pasando frío. Lo primero que debemos tener en consideración es que cuando dormimos, nuestra temperatura corporal alcanza su nivel más bajo, por lo tanto es normal tener la impresión de que tu bebé tiene frío porque sientes sus manos frías, por ejemplo. Caro e Iva, asesoras de sueño infantil, nos cuentan cómo identificar si tu bebé tiene frío a la hora de dormir.
 

Señales de que tu bebé tiene frío

 
  • Su cara, su pecho o su cuello están muy fríos. Recuerda que es normal que la temperatura baje entre las 3:00 y las 5:00 hrs.
  • Las manos pueden estar frías, pero no congeladas. Fíjate que los dedos de las manos y pies tengan un color normal.
  • Ocultar los brazos debajo de su cuerpo al dormir.
  • Si generalmente se duerme fácilmente en brazos o en la cama de los papás, y al pasarlo a la cuna o al tratar de comenzar la noche se resiste, puede ser que el factor frío esté influyendo.
  La temperatura ideal para el descanso es entre los 18 y 22 grados. Es decir, los bebés duermen menos en una habitación fresca (¡y tú también!).   De hecho, el sobre calentamiento es una de las posibles causas de muerte súbita en bebés.  

Recuerda:

 
  • No sobre abrigues a tu bebé.
  • Si tiene frío, agrega una capa más de ropa.
  • Un gran aliado para asegurarte de que no se desabrigue es usar un saquito para dormir. No necesitas un saco muy grueso, únicamente debe ser regulador de temperatura.
  • Si la temperatura te preocupa o crees que interfiere en el sueño de tu bebé, prueba monitorear la temperatura de la habitación (y la humedad para un mejor control del ambiente), con un termómetro o medidor de humedad.
  Consultoras de sueño infantil Instagram: @babylabsleep www.babylabsleep.com
13 junio 2023 — Vaico Medical