La llegada de nuestro bebé puede ser el evento más esperado del año para familiares y amigos, por lo que no es raro que todos quieran conocerlo apenas nazca. Sin embargo son muy vulnerables a enfermedades, y un resfrío común puede terminar en una hospitalización, por lo que es esencial tomar medidas para protegerlo durante las visitas.
Aquí te dejamos algunos consejos prácticos para asegurarte de que tu bebé esté protegido durante esos primeros encuentros. 1. Establece reglas claras Antes de que comiencen las visitas, establece algunas reglas claras para proteger su salud. Comunica a tus amigos y familiares la importancia de mantener al bebé a salvo de enfermedades y explica las medidas que estarás implementando.  

2. Limita las visitas en los primeros meses

Los primeros meses son particularmente críticos, ya que el sistema inmunológico de nuestros bebés aún se está desarrollando. Considera limitar las visitas solo a familiares cercanos y amigos que estén completamente sanos.  

3. Pide a las personas que estén sanas

Antes de permitir que alguien visite a tu bebé, asegúrate de que estén completamente sanos. Pide a los visitantes que se abstengan de ir si tienen síntomas de resfriado, gripe u otras enfermedades contagiosas.  

4. Lavado de manos

Insiste en que todas las personas que vayan a tocar o sostener a tu bebé se laven las manos minuciosamente con agua y jabón. Esto ayudará a prevenir la propagación de gérmenes. Tener desinfectante para manos a base de alcohol disponible en la entrada de la casa puede ser una buena medida preventiva.

5. Suspende las visitas si tu bebé si presenta síntomas de enfermedad

Si tiene mocos o tos, aunque no tenga fiebre, suspende las visitas y toma medidas para aliviar la congestión, por ejemplo, con un spray nasal. 6. Evita besos en la cara Aunque los besos pueden ser una expresión de cariño, es mejor evitar que las personas besen a tu bebé en la cara durante los primeros meses. La boca es una fuente común de gérmenes.

 

7. Establece horarios y duración

Establece horarios cortos de visitas, así reduces la exposición y el riesgo de transmisión de enfermedades.