El swaddle es un elemento clave para la hora de dormir de tu recién nacido. Sin embargo, hay ciertas consideraciones que se deben tener en cuenta, para no generar moelstias o problemas motores a largo plazo. ¿Para qué sirve? ¿Cómo usarlo? ¿Cuál elegir?
 

¿Por qué usar swaddle?

  El swaddle o técnica de fajado, es una práctica ancestral que consiste en envolver a los bebés a la hora de dormir, para restringir los movimientos involuntarios de las extremidades, propias de la edad. Se dice que los bebés que duermen con swaddle despiertan menos durante la noche y duermen durante más tiempo. Además, con el swaddle simulamos el poco espacio que tenía el bebé en el útero, lo que los calma y ayuda a dormir mejor.  

¿Cuándo usarlo?

  Puedes usarlo todas las noches y durante todas las siestas de tu bebé, desde que nace hasta que ya es capaz de girarse por sí solo (al rededor de los 3 o 4 meses).  

¿Cómo colocarlo?

  Esto va a depender del tipo de swaddle que tengas, pero siempre debes considerar lo siguiente:
  • Que los brazos queden a los costados de su cuerpo.
  • Que no quede ni muy suelto ni muy apretado, debe caber una mano entre tu bebé y el swaddle.
  • Procura no apretar el área de las caderas, de lo contrario tu bebé podría desarrollar displacia de caderas.
 

¿Cómo elegir un swaddle?

  Hoy en día en el mercado hay muchos tipos de swaddle distintos. No hay ninguno mejor que el otro, todo va a depender de qué te acomode más a ti y a tu bebé. Sí debes fijarte en lo siguiente:
  • Que sea de una tela con fibras naturales y respirable (por ejemplo: algodón).
  • Que al colocarlo no queden telas o cosas colgando, recuerda que debemos preocuparnos de que el sueño de nuestro bebé sea seguro.
12 septiembre 2022 — Vaico Medical