Las colaciones son una parte esencial de la dieta de nuestros hijos/as. Aportan la energía y los nutrientes necesarios para su crecimiento y desarrollo, al tiempo que ayudan a calmar el hambre y evitar que coman en exceso durante las comidas. Sin embargo, encontrar snacks que sean a la vez nutritivos y atractivos para nuestros hijos/as, puede significar todo un desafío.

Frutas y verduras frescas

Las frutas y verduras frescas son la colación perfecta para niños y niñas. Tienen muchas vitaminas, minerales y fibra, y son bajas en calorías. Pero el gran problema de estas es que son poco atractivas. Para mejorar esto podemos agregar algunas salsas para darles más sabor como yogur, mantequilla de maní natural, guacamoles o hummus. También se pueden poner de forma creativa en el plato haciendo figuras de animales para que sean más apetitosas a la vista. En Instagram y Pinterest hay varias ideas de inspiración, guárdalas en una carpeta de tu cuenta y tenlas a mano en el celular la próxima vez que prepares una colación de fruta.

Frutos secos y semillas

Los frutos secos y las semillas son una gran fuente de grasas saludables, proteínas y fibra. Son un snack llenador que puede ayudar a mantener el hambre a raya. Algunas opciones aptas para nuestros niños/as son las almendras, las nueces, maní (también se puede dar en formato de mantequilla), y las semillas de calabaza.

Yogur

El yogur es una colación nutritiva, rica en proteínas y calcio. También contiene bacterias beneficiosas que pueden contribuir a la salud digestiva. Es importante buscar marcas que sean sin azúcar añadida y ricas en proteínas para que sean más llenadores.

Galletas integrales o pasteles de arroz

Las galletas integrales o las tortitas de arroz son un snack crujiente y saciante. Tienen un alto contenido en fibra y carbohidratos complejos, que pueden ayudar a mantener la energía. Acá es importante buscar opciones bajas en sodio y sin azúcares añadidas.

Colaciones caseras

Preparar nuestras propias colaciones es una gran forma de asegurarnos de que nuestros hijos e hijas consuman opciones sanas y nutritivas. Sin embargo, hay una cuestión de tiempo que no es menor. En esos casos es importante guiarse por marcas de calidad que no añadan azúcar, sodio u otros componentes dañinos en exceso. Mientras menos ingredientes tenga un producto, más claro será lo que estemos comprando.