Es un tema que no solemos tocar en este espacio, pero de lo que seguramente ninguna mamá o papá está exento, y es importante saber cómo abordarlo.
 

¿Qué es el bullying?

  Son actos de violencia en forma repetida e intencionada. Se considera bullying a las agresiones físicas, verbales, exclusión social (psicológicas), acoso sexual y en redes sociales (cyberbullying).  

¿Por qué hablamos de bullying?

  Es un problema frecuente en todos los establecimientos educacionales y conlleva consecuencias negativas para la salud mental tanto de las víctimas como de quienes realizan bullying. 1 de cada 3 chilenos ha sufrido bullying según un estudio CADEM, es decir, el 30% de la población.  

Bullying en Chile

  Según la ONG Internacional Bullying Sin Fronteras, en 2022 se registraron 5.934 casos graves de acoso escolar en Chile. Es un importante factor de riesgo de depresión y suicidio en niños, niñas y adolescentes.  

¿Cómo lo identificamos?

  Las víctimas pueden presentar:
  • Inseguridad.
  • Aislamiento.
  • Reacciones violentas.
  • Menor asistencia a clases o desinterés.
  • Peor rendimiento.
  • Insomnio y/o pesadillas.
Los agresores, en ocasiones también fueron víctimas, por lo que es importante cortar el patrón e intervenir a tiempo.  

¿Cómo enfrentarlo?

 
  • Lo más importante es hablar con nuestros hijos/as. Darles espacios seguros para que puedan conversar de estos temas.
  • Enseñar a respetar a todos/as sus compañeros/as. Todos/as somos especiales: diferentes cuerpos, etnias, gustos, personalidades y capacidades.
  • Acoger y validar los sentimientos.
 

¿Cómo evitarlo?

 
  • Fomentar relaciones sanas e identificar signos de relaciones tóxicas.
  • Enseñar sobre la tolerancia y el respeto.
  • Enseñar a resolver conflictos en forma pacífica.
  • Mantener un ambiente de comunicación.
  • Educar sobre el adecuado uso de las redes sociales.
  Fuente: Pediatría Educa @pediatriaeduca