Desde BabyLab Sleep nos ayudan a entender a nuestro recién nacido y tratar de identificar los motivos por los que no puede estar durmiendo bien durante el día.
 

1. Sobre Cansancio

Puede no estar durmiendo lo suficiente, y esa falta de sueño provoca que se sobrecansen. Recuerden mantener ventanas de sueño entre 60 y 90 minutos, para evitar que pase su momento ideal de ir a dormir.  

2. Poco cansancio

El promedio de sueño total en un recién nacido es entre 16 y 18 horas en un día. Intenten distribuir sus horas de sueño en 24 horas para evitar que duerma demasiadas horas durante la noche. Recuerden que cada bebé tiene sus propias necesidades de sueño.  

3. Hambre

Si su bebe despierta pronto de una siesta es porque no se alimentó lo suficiente antes de dormir. Intenten que su bebé haga tomas completas en lo posible (intenten que se mantenga despierto durante toda la toma). Lo que sí les recomendamos, es hacer esa toma para alimentar, y no usarla como un apoyo para dormir.  

4. Problemas estomacales

Si piensan que su bebé no duerme bien de día debido a posibles problemas estomacales, como reflujo, gases o alergia alimentaria, les recomendamos consultar con un especialista para evaluar el problema de fondo.  

5. Sobreestimulación

El exceso de estímulos, como por ejemplo iluminación fuerte, mucho ruido de la tv, o estar expuesto a mucha gente, pueden hacer que su bebé no parezca tener sueño y pase demasiado tiempo despierto. Eviten exponerlo a demasiados estímulos para que logre dormir dentro de sus ventanas de sueño ideales.  

6. Regresión de sueño

Las regresiones de sueño son parte del desarrollo de su bebé y muy normales durante la primera infancia. A medida que crece, es normal que comience a tener noches buenas, pero quizás muy malas siestas, o al revés. En este caso, los ajustes que deban hacer en cuanto a rutinas o cantidad de sueño, dependerán del proceso que esté pasando su bebé y sus necesidades.  

Consultoras de sueño infantil

Instagram: @babylabsleep

www.babylabsleep.com