Después de 9 meses de cuidar tu cuerpo, ahora llegó la hora de cuidar también el de tu bebé. Te damos algunos tips para cuidar la piel de tu bebé, y además para no descuidar el cuidado de la tuya.
  Mientras el bebé está en gestación, no necesita prácticamente nada para estar cómodo y feliz (además de una buena salud y nutrición de la madre). Pero cuando nace, su barrera protectora desaparece y es nuestra responsabilidad cuidar de ellos, y entre esos cuidados, uno muy importante es la piel. Porque bien sabemos que la piel de bebé es más delicada y frágil que la nuestra. Lo primero que recomendamos, es no bañarlo todos los días (en la etapa de recién nacidos), porque podría resecar su piel. Y cuando lo hagamos, es importante usar jabón y/o shampoo especial para bebés. Luego del baño aplicar crema en el rostro y cuerpo para hidratar, y alguna loción en la zona del pañal para evitar coseduras. Los días que no lo bañemos, podemos hacer una limpieza de áreas específicas con water wipes. De esta manera cuidaremos y no resecaremos su piel. Es muy importante también no exponer la piel de nuestro bebé al sol, y aplicar factor solar especial para ellos. Una quemadura de sol en su piel, será muchísimo más abrasiva que en la nuestra y podría causar quemaduras graves. Ahora, no debemos dejar de lado que tu piel también ha experimentado un impacto y cambios importantes en todos estos meses, y no debes descuidarla. Si sientes que necesitas refrescar el área perineal luego del parto, te recomendamos recurrir a un spray especial para la zona, generan un gran alivio. Lo mismo si tuviste una cesárea, procura cuidar muy bien la cicatriz con cremas o lociones especiales, no solo para mejorar su aspecto, sino para favorecer una correcta cicatrización. Si elegiste la lactancia materna como método para alimentar a tu bebé, es importante también cuidar el área de las mamas y pezones para que no se resequen y puedas tener una buena experiencia amamantando. Continúa con la hidratación facial y corporal intensiva que usabas durante el embarazo, al menos 2 veces al día. No olvides el bloqueador solar, si apareció alguna mancha por hiperpigmentación durante el embarazo, es importante cuidarla para que se vaya o no aumente. Y recuerda, el cuidado de la piel es algo de lo que debemos preocuparnos durante toda la vida, pero no te abrumes, busca siempre el método y rutina que más te acomode.  
01 junio 2023 — Vaico Medical