¿Les ha pasado que sienten a su bebé llorar, pero van a verlo y no está llorando? Aunque no lo crean, es más normal de lo que parece. Aquí les contamos un poco más acerca de este fenómeno.
 

¿Qué es?

  Es un fenómeno común en las madres, sobre todo primerizas, y se puede presentar hasta aproximadamente los 3 o 4 años de nuestros niños y niñas. Creemos escuchar a nuestros hijos e hijas llorar, acudimos a ellos/as, y nos damos cuenta de que no hay llanto, sino que este solo existe en nuestro inconsciente. Puede ser muy recurrente: en la ducha, mientras juegan o realizamos otras actividades, o más común aún, mientras dormimos. ¿Lo importante? No estás loca y tampoco estás sola en esto. Es normal y a la mayoría de las mamás nos pasa. Tiene relación con las nuevas conexiones que ocurren en el cerebro de una madre, desarrollando nuevas funciones y manteniéndonos alerta de lo que ocurre con nuestro bebé. En esta etapa se está agudizando el sentido de la audición, logrando intensificar la percepción del sonido. Esto también puede verse intensificado frente a la falta de sueño, estrés y/o ansiedad, todas situaciones que suelen no faltar en la maternidad. La buena noticia es que irá disminuyendo de forma gradual a medida que tu hijo/a crezca y cesará de manera espontánea.  

Elementos que ayudan

 
  • Pedir ayuda para descansar.
  • Realizar actividades que nos hagan bien.
  • Preocuparnos de nuestro autocuidado.
  • Si sientes que esto es algo que te supera y limita en tu vida diaria, siempre será mejor pedir ayuda a un profesional.
  Bárbara Guzmán Psicóloga y Sleep Coach Instagram: @kids360.cl www.kids360.cl
29 agosto 2023 — Vaico Medical