Parir y dar vida a nuestro hijo o hija puede desencadenar una serie de emociones y cambios hormonales que nos pueden hacer pasar de la euforia al llanto en cosa de segundos, lo cual muchas veces puede dar paso al baby blues o a una depresión postparto. Pero ¿Cuál es la diferencia entre ambos?
El baby blues y la depresión posparto son dos cuadros psicológicos diferentes que nos pueden afectar después de dar a luz. El baby blues por un lado, se caracteriza por sentir tristeza, ansiedad, irritabilidad y cansancio extremo durante las primeras semanas después del parto. Se estima que el baby blues afecta a aproximadamente el 80% de las mujeres después del parto en Chile. Por otro lado, la depresión posparto es un trastorno más grave y duradero que puede afectar a algunas mujeres después de dar a luz. Se caracteriza por sentir tristeza profunda, ansiedad, desesperanza, falta de energía y falta de interés en las actividades cotidianas. Se estima que la depresión posparto afecta alrededor del 10% de las mujeres que experimentan baby blues en Chile. Como podemos ver, el baby blues es una situación recurrente en mujeres que acaban de dar a luz, mientras que la depresión postparto no lo es. Por esto, es crucial poder distinguir entre los dos para poder seguir el mejor tratamiento para nosotras.  

Algunas maneras de distinguirlo:

  • Duración de los síntomas: el baby blues es un trastorno temporal que dura aproximadamente dos semanas después del parto, mientras que la depresión posparto puede durar semanas, meses o incluso años.
  • Intensidad de los síntomas: los síntomas del baby blues son generalmente leves y podemos manejarlos junto a nuestra pareja y familia, mientras que los síntomas de la depresión posparto son más intensos y pueden afectar nuestra capacidad para realizar actividades cotidianas.
  • Frecuencia de los síntomas: los síntomas del baby blues suelen aparecer y desaparecer, mientras que los síntomas de la depresión posparto son persistentes y pueden empeorar con el tiempo.
  • Tipo de síntomas: el baby blues nos puede hacer sentir tristeza, ansiedad, irritabilidad y cansancio extremo, mientras que la depresión posparto nos hace experimentar tristeza profunda, ansiedad, desesperanza, falta de energía y falta de interés en las actividades cotidianas.
04 mayo 2023 — Vaico Medical