Cuando estamos tratando de quedar embarazadas, puede ser frustrante ver cómo nuevamente nos llega nuestro periodo menstrual. Sin embargo, hay que estar atentas y conocer muy bien nuestros cuerpos para saber distinguir un sangrado menstrual de uno de implantación, ya que en este último caso efectivamente estás embarazada.
 

¿Qué es el sangrado de implantación?

El sangrado de implantación es un fenómeno que ocurre durante el embarazo temprano, después de que un óvulo fertilizado se implanta en la pared del útero, lo cual puede producir un pequeño sangrado vaginal. Esto ocurre aproximadamente de 6 a 14 días después de la concepción.  

Características del sangrado de implantación:

  • Duración y cantidad: el sangrado de implantación suele ser más ligero y de menor duración que el periodo menstrual. Puede presentarse como manchado o solo unas gotas de sangre.
  • Color: por lo general, el sangrado de implantación tiene un color rosado o marrón claro, en contraste con el rojo brillante del periodo menstrual.
  • Textura: el sangrado de implantación tiende a ser más ligero y puede tener una consistencia más acuosa o mucosa.
  • Ausencia de síntomas menstruales: a diferencia del periodo, el sangrado de implantación generalmente no está acompañado de los síntomas típicos del síndrome premenstrual, como dolor abdominal o cambios de humor.
 

Diferencias clave entre el sangrado de implantación y el periodo menstrual:

  • Tiempo de ocurrencia: el sangrado de implantación ocurre antes de lo esperado para el periodo menstrual. Si el sangrado ocurre alrededor del momento en que se espera la menstruación, es más probable que se trate del periodo menstrual.
  • Duración: el sangrado de implantación suele ser más corto que el periodo menstrual. Mientras que el periodo puede durar varios días, el sangrado de implantación puede durar solo unas horas o unos pocos días.
  • Intensidad: el sangrado de implantación es generalmente más leve que el periodo menstrual. Si experimentas un flujo intenso, similar a tu menstruación habitual, es más probable que sea tu periodo menstrual.

¿Cómo confirmar el sangrado de implantación?

Una manera de ver si nuestro sangrado cumple con las características previamente descritas es ocupar una copa menstrual, de esta forma cuando te la quites podrás observar de mejor manera cómo está tu flujo. Finalmente, lo único que podrá corroborar que estás embarazada y que el sangrado no corresponde al de nuestro periodo menstrual, es mediante un test de embarazo o consultando con tu médico.