El Método Billings o el Método del Moco Cervical es una forma natural de controlar la natalidad mediante la observación de los fluidos vaginales. Ayuda a predecir los periodos de ovulación, y por eso muchas parejas lo utilizan como “método anticonceptivo” natural. Sin embargo, a la hora de querer quedar embarazada también puede ser de mucha utilidad.
 

En qué consiste el Método Billings

Este método se basa en la observación del moco cervical durante el ciclo menstrual. De esta manera podemos identificar en qué períodos estamos fértiles y en cuáles no. Generalmente se utiliza como “método anticonceptivo”, pero también puede ser de mucha utilidad si estamos tratando de concebir. Algunas de estas situaciones pueden ser:

1. Luego de un período largo usando anticonceptivos hormonales

Si llevas varios años ocupando anticonceptivos anovulatorios, por lo general tu cuerpo se demora alrededor de tres meses en retomar el ciclo menstrual normal y volver a ovular de forma regular. Esto quiere decir que debemos volver a conocer nuestro ciclo, cuánto dura, la abundancia en el flujo, síntomas, entre otros. Aquí entra el Método Billings: mediante el conocimiento de nuestro moco podremos predecir en qué etapa de nuestro ciclo estamos, y poco a poco iremos tomando conocimiento de nuestros periodos fértiles e infértiles.  

2. Si tienes ciclos irregulares:

Un ciclo se considera irregular cuando durante 6 meses ha estado fuera de rango. Esto se puede deber a varios factores como estrés, trastornos del sueño, cambios de peso, ejercicio excesivo, entre otros. Esto es un problema cuando estamos tratando de concebir, ya que se vuelve mucho más complicado predecir el día en que vamos a ovular. Nuevamente el Método Billings puede ayudar, mediante la observación, a predecir la ovulación y por ende los días fértiles.

3. Cuando el ginecólogo pide detalles sobre los ciclos:

Cuando acudimos a un especialista porque tenemos dificultades para concebir, es muy probable que pregunte todos los detalles sobre el ciclo y la menstruación. El Método Billings considera llevar una bitácora de los fluidos, por lo que será muy útil a la hora de la consulta, ya que podremos dar con mayor precisión detalles sobre lo que está pasando en nuestro cuerpo. Hoy en día tenemos múltiples tipos de ayuda para ir observando y tomando nota de nuestro ciclo. Existen aplicaciones, por ejemplo, que ayudan a llevar la cuenta y donde podemos anotar todo lo que vemos y sentimos. También con la copa menstrual podemos ser conscientes de mejor manera nuestro flujo de sangre y sus características. Lo importante es tomarse este proceso con calma y siempre que sea necesario, consultar a un profesional de la salud.
06 septiembre 2023 — Vaico Medical